Bienvenidos a

Noticias de Inmigración

Leer mas

Memos dan luces sobre órdenes ejecutivas de Trump en inmigración

J. Kelly DHS y Donald Trump

El Departamento de Homeland Security o Seguridad Nacional dio a conocer las nuevas directrices para detener y deportar a inmigrantes indocumentados y aclaró que se mantiene en pie DACA, el programa conocido como DREAMER.

Dos memorandos, firmados por John Kelly, Director de DHS (Homeland Security) filtrados a la prensa delinean las normas, que básicamente son:

-Planificar, diseñar y construir del muro en la frontera con México.
-Involucrar en las deportaciones a la policía local.
-Estudiar las ayudas entregadas a México durante los últimos cinco años.
-Enviar a la zona de frontera más jueces y funcionarios para tramitar solicitudes de asilo.
-Deportar inmediatamente inmigrantes, en 72 horas o menos de su entrada al país.
-Criminalizar a los padres de menores que paguen por traerlos de contrabando.
-Contratar unos 15.000 agentes de inmigración adicionales.
-Acabar con la política conocida como “catch and release” que es liberar a los capturados en la frontera mientras están pendientes de una audiencia para deportación.

Los cambios de políticas anunciados implican que las deportaciones se hagan más rápidamente y los  asilos políticos sean más difíciles de obtener. Los dos memorandos dejan intacto el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA / DREAMERS), que difiere las acciones en contra de jóvenes que entraron a EEUU ilegalmente cuando eran niños y les entrega permiso de trabajo. DACA actualmente beneficia alrededor de 750.000 jóvenes.

Más información:

Quién es el secretario Kelly

“Ordenes Ejecutivas de Trump afectan a turistas y a la economía de EEUU”

Trump firma orden ejecutiva inmigración

Dentro de una de las órdenes ejecutivas (decreto presidencial) de Donald J. Trump sobre musulmanes, hay algunas medidas que afectarán los procesos de prácticamente todos los inmigrantes. Según Eduardo Soto, abogado de inmigración, los procesos se harán más largos, habrá que anticiparse más y subirán los costos.

Las secciones 4 y 8 de esa orden cambian substancialmente los procesamiento de visas en  consulados y también cambian los requisitos.

Estos cambios alargarán los tiempos de procesamiento con más retrasos en los diferentes procesos, habrá largas colas para hacer entrevistas y en los puertos de entrada a EEUU.

Quienes serán afectados de inmediato son quienes están solicitando por primera vez visa de no inmigrante en consulados de sus países y quienes deben renovarla.

Ahora la orden ejecutiva del presidente Trump obliga a oficiales consulares a que entrevisten a TODOS los solicitantes que estén renovando visas (que se haya vencido hace más de un año). Antes de esta orden de Trump solo se requería entrevista a quienes tenían la visa vencida por más de 4 años.

Recomendación

Se recomienda a quienes vayan a renovar visas que inicien este proceso un año antes de que se venza (el proceso puede durar seis 6 meses).

No se ha precisado cómo se afectará a los ciudadanos de Canadá y México con visas como relacionadas con el TLC (Tratado de Libre Comercio) quienes hoy las renuevan al entrar o salir de los EEUU.

Según Eduardo Soto, este requisito de entrevistar a quienes renuevan su visa de no inmigrante va traer consecuencias muy negativas a los EEUU: aumentar costos, caída del  turismo hacia los EEUU (uno de los destinos preferidos en el mundo), el mundo de negocios se enfriará y va a recargar al del Depto de Estado.

La orden ejecutiva ordena a varias agencias federales trabajar en un nuevo modelo de seguridad que ayude a escoger a quienes puedan recibir un beneficio migratorio.

Información relacionada:

Lea aquí el comunicado del Consulado de EEUUenBogotá, Colombia.

Ordenes Ejecutivas del presidente Trump

La poderosa agroindustria de EEUU pide Reforma Migratoria

hispanic wine workers

La industria agrícola de EEUU apoya alivios migratorios para los indocumentados, de los que depende y un programa de visas para que vengan trabajadores al país.

Representantes de la industria agrícola de EEUU advirtieron que no van a dejar que el presidente Trump tenga tiempo de acoplarse a nuevo puesto. Están decididos, desde ya, a pedirle una reforma migratoria que les garantice contar con la mano de obra en los  campos y no bajar la producción agrícola a precios competitivos.

Los portavoces de la industria agrícola volvieron a hacer énfasis en la necesidad que tienen de que se les garantice contar con una fuerza de trabajo estable y leal. Llamaron la atención del público a que varias cosechas se han perdido en los últimos años por falta de trabajadores, fector que, seguramente, ha empujado lso precios hacia arriba. Recordemos que la gran mayoría de quienes trabajan el campo en los EEUU son hispanos.

La directora de relaciones con el Congreso de la Organización American Farm Bureau, Kristi Boswell, dijo que la reforma migratoria es una prioridad para ellos. Esta asociación es una de las más grandes de los EEUU. De acuerdo con estadísticas del Depto. de Labor, al menos 761.000 personas, hombres de menos de 30 años en su mayoría, trabajan el campo.

La postura del presidente Donald J. Trump, que reiteró una y otra vez en su campaña presidencial de que los inmigrantes indocumentados le quitan el trabajo de los estadounidenses, pone en peligro la productividad de la industria agrícola.

Además de la pérdida de cultivos, señalan que sus negocios no pueden expandirse por la inestabilidad de la fuerza laboral.

Actualmente más del 50% de los trabajadores del campo en EEUU son indocumentados, según un estudio del Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas. Este porcentaje sube al tratarse de cultivos de frutales, en los que cerca del 97% no tienen status migratorio legal.

Estados como California, con su industria de vinos en regiones como el Valle de Napa, Paso Robles y frutales en el sur, así como la de la construcción en todo el país, dependen casi totalmente de la m,ano de obra del inmigrante, muchas veces indocumentado.

Analistas no descartan que los legisladores republicanos planteen una REFORMA MIGRATORIA integral. Para el abogado de inmigración Eduardo Soto, “no es descabellado y es un paso hasta lógico”.

 

Enlaces de interés:

American Farm Bureau

The Wine Institute

Artículo del Wall Street Journal sobre la falta de mano de obra en la industria vinícola:

On U.S. Farms, Fewer Hands for the Harvest

Naciones Unidas en Español

 

Equipo Trump sabía del fin de PIES SECOS, PIES MOJADOS

EEUU puso fin a PIES SECOS, PIES MOJADOS

Un asesor cercano de Barck Obama informó a la prensa que el equipo de transición de Trump sabía del fin de PIES SECOS, PIES MOJADOS y en ningún momento se opusieron a la medida en el campo de inmigración.

Se trata de Ben Rhodes, fundamental en el cambio de política hacia La Habana, quien reveló en una conferencia en Washington, DC, que la Administración entrante había sido informada anticipadamente de los cambios en política de inmigración hacia los cubanos y no manifestaron inconformismo al respecto.

Ni Trump ni su equipo se ha manifestado sobre este asunto de inmigración, aunque cubanos varados en Panamá y otros países ven al nuevo presidente como su tabla de salvación. Que la nueva administración derogue la medida de la administración Obama le parece a los entendidos, poco probable, por falta de apoyo político, hasta de los congresistas cubanoamericanos de la Florida.

Según el asesor Ben Rhodes, estudiaron hacer excepciones que beneficiaran a los cubanos que estaban ya en camino hacia los EEUU pero era imposible diferenciar entre quienes estaban ya en camino y los que no; temían causar otra crisis en el campo de la inmigración.

Los EEUU, de acuerdo con declaraciones de Rhodes, trabajará con los países donde están los cubanos varados para encontrar diferentes maneras de ayudarlos. La Habana no ha hecho ninguna manifestación  sobre los cubanos varados en terceros países.

Obama defendió el fin de PIES SECOS, PIES MOJADOS argumentando que es consistente con el cambio de política con La Habana.

Obama pone fin a “PIES SECOS, PIES MOJADOS”

balseros immigration

La administración del presidente Barack Obama se despide poniendo fin a la política mihgratoria ‘pies secos, pies mojados’, que permitía a los cubanos que tocaban suelo de EEUU quedarse legalmente, trabajar y solicitar beneficios monetarios, sociales y médicos y obtener Residencia Permanente luego de un año y un día de su llegada.

La Casa Blanca informó que el cambio entra en vigor de inmediato y dice que es parte de la  normalización de relaciones con La Habana para tratar a los inmigrantes de la isla de la misma manera que a los de cualquier otro país.

El presidente en 1995, Bill Clinton, implementó la política ‘Pies Secos, Pies Mojados’ luego el éxodo masivo de balseros del 94, porque La Habana se negaba a aceptar deportados y de llegar a un acuerdo para regresar a balseros interceptados en el mar y recibir a quienes alcanzaran tierra firme. Ahora La Habana aceptó recibir los cubanos deportados, administración que vio esta decisión como un avance en las relaciones bilaterales.

De otro lado, Homeland Security, el departamento de Seguridad Nacional,  anunció que llegó el final para el Programa para Médicos Cubanos.

Los cubanos que lleguen a los EEUU con una visa seguirán disfrutando podrán legalizarse al año y un día.

Balance de 2016 en inmigración

Balance de 2016 en inmigración

El Departamento de Seguridad Nacional (United States Department of Homeland Security o DHS) publicó recientemente un informe en el que hace un balance del año fiscal 2016, que fue de octubre de 2015 a septiembre de 2016.

En ese periodo, el número de personas aprehendidas tratando de cruzar ilegalmente la frontera subió aumentó 23% (fueron 337.117 en el año fiscal 2015 y cerca de 416.000 en 2016). En su mayoría, familias centroamericanas o menores de edad no acompañados que vienen huyendo de la pobreza y de la violencia. El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (Customs and Border Patriol, CBP) arrestó casi 60.000 menores no acompañados de Guatemala,  El Salvador y Honduras; casi 78.000 familias.

El número de deportaciones aumentó 2% pasando de 240.255 inmigrantes expulsados en 2016 frente a  235.413 en 2015. La cifra representa una reducción de 24% respecto de las deportaciones de 2014.

En cuanto a mexicanos detenidos el número de bajó 17%, aunque ellos son devueltos de manera expedita.

Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional, dijo que se priorizaron las expulsiones de personas que representarían una amenaza para la seguridad pública, más exactamente, quienes han sido encontrados  culpables de delitos.  Perola realidad es otra: por lo menos en 2015, EEUU deportó más inmigrantes sin antecedentes que aquellos con antecedentes criminales o sentenciados.

DHS resalta en su balance anual que día a día son más las jurisdicciones que prestan cooperación con autoridades federales entregando información de inmigrantes detenidos. Durante el año  2015, casi 400 condados se negaron a cumplir con las órdenes de detención migratoria que enviaban agentes federales a prisiones locales para retener a inmigrantes que pasarían después bajo custodia de los servicios de inmigración (conocidas popularmente como “holds de inmigración”). En 2016 apenas 279 condados negaron cooperación. DHS se queja de las “ciudades santuario” por perjudicar las funciones propias de  Inmigración causando que criminales condenados sean puestos en libertad.

Cada vez más ciudades respaldan a los inmigrantes (y se oponen a Trump)

San Francisco

Los burgomaestres (alcaldes) de varias ciudades en los Estados Unidos dijeron que no van a  cambiar sus políticas ante los inmigrantes, amén de las repetidas amenazas de Donald Trump, el presidente electo, quien ha prometido en repetidas ocasiones que va a deportar más de tres millones de indocumentados que tienen pasado criminal.

Esto sucedió durante la Cumbre del Grupo de Liderazgo Climático C40 realizada en México. Allí,  Muriel Bowser, alcaldesa de Washington D.C., fue vocera en una conferencia de prensa que contó en total con seis alcaldes que reafirmaron su voluntad y compromiso de trabajo en pro de mitigar el cambio climático y proteger los residentes de sus ciudades, en especial a los inmigrantes.

Anthony Shorris, vicealcalde de Nueva York, dijo que en su ciudad prevalecerán los ejes principales de la inmigración, la integración y la fuerza de la mente que viene  de esas fuerzas, que las deportaciones masivas dañarían la gran historia de EE.UU.

Ed Murray, alcalde de Seattle, Washington, afirmó que continuará trabajando con las comunidades internacionales, que “mientras unos hablan de construir muros, otros creemos que podemos tender puentes para romper ese muro”.

Nominación de Sessions a fiscal general es “un insulto a la justicia”.

Sessions y Trump

No tuvo buena recepción en la opinión pública, ni entre medios de comunicación, ni de los miembros de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).el ofrecimiento que hizo Donald Trump, presidente electo, al senador republicano por el estado de Alabama Jeff Sessions para ocupar el puesto de fiscal general.

Refiriéndose a los miembros de ACLU, Sessions dijo ya hace unos años que no son americanos y que son “comunistas” por el  trabajo que hacen a favor de los derechos civiles de los estadounidenses.

Sessions fue uno de los primeros congresistas republicanos que apoyó la candidatura de Donald J. Trump a la presidencia y es conocido opositor de todo intento de reforma migratoria y de cualquier iniciativa de legalización para los indocumentados.

La ACLU resalta que el fiscal general está para proteger los derechos de abosolutamente todos los estadounidenses; también recordó que el senador Sessions hace unos años no pudo ser confirmado en el cargo de juez federal en la administración de Ronald Reagan por sus posturas racistas.

En el ambiente hay la preocupación de que si Jeff Sessions llega a ser confirmado  fiscal general, avance lapropuesta de reinterpretar la Enmienda 14 para reconsiderar la ciudadanía de hijos de indocumentados nacidos en territorio de EEUU.

Recientemente The New York Times se pronunció en un editorial al respecto diciendo que  nominar a Sessions para fiscal general es “un insulto a la justicia”.

Gobernador de NY advierte a Trump: “seremos refugio de inmigrantes”

Estatua de la Libertaden el puerto de Nueva York

Andrew Cuomo, el actual gobernador demócrata de Nueva York, ha lanzado un desafío al electo presidente Donald Trump diciendo que las minorías que se sientan agredidas por la administración de Trump encontrarán “refugio” en el estado de Nueva York.

Andrew Cuomo, en su Facebook, escribió: “Voy a ser totalmente claro: si hay alguien se sienta atacado, le quiero digo Nueva York, el estado con la estatua de la Libertad a su entrada, es su refugio”.  Recordó que el estado de Nueva York tiene mucha población nacida en otros países y que enfrentará a Trump para impedir que el “gobierno federal ataque inmigrantes en nuestro estado”.

Desde que Donald J. Trump ganó las elecciones presidenciales han ocurrido agresiones en diferentes ciudades en contra de minorías, como el cántico de “¡construyan el muro!” a hispanos, graffitis que diciendo “la vida de los negros no importan y tampoco sus votos” o, “devuélvanse a su país”.

Cuomo dijo que el estado de Nueva York se enorgullece ser “la capital progresista de EEUU, y hoy esto es más importante que nunca” (…) que “como ciudadanos de Nueva York tenemos ideologías muy diferentes a las que Donald Trump. Sin importar si se es heterosexual u homosexual, cristiano, judío o musulmán, negro o blanco o café, rico o pobre; respetamos a todos en el estado de Nueva York”.

Las declaraciones del gobernador Cuomo coinciden con las del alcalde demócrata de la Gran Manzana, Bill De Blasio, que no dudó en decir que, antes que si debe entregar datos personales de personas indocumentadas al gobierno federal, antes destruiría la base de datos, refiriéndose a la información recogida por la ciudad de unos 850.000 individuos que obtuvieron la identificación municipal lanzada en Nueva York en 2015, para la que se requería muy poca documentación (muchos indocumentados se beneficiaron de este programa).

Grupo binacional propone plan que garantiza mano de obra en la frontera

Real Cuban farmer at a tobacco plantation

La presión generada por las posturas tan diferentes de Clinton y Trump frente a los inmigrantes indocumentados y los fracasos para regular el flujo migratorio fueron los focos de interés del grupo binacional México-Estados Unidos, que hizo una propuesta que entregarán al nuevo presidente de los EEUU. Ese grupo es integrado por un ex presidente, ex ministros, académicos y sindicalista.

Luego de meses de reuniones, el grupo publicó un plan que garantiza movilidad laboral de trabajadores entre los dos países. Para llegar a las recomendaciones, el grupo tuvo en cuenta la historia migratoria, las políticas pasadas, los aciertos y las dificultades.

El Programa Bracero fue uno de los estudiados. Este funcionó entre 1940 y 1960 dando unas 400.000 visas temporales a jornaleros mexicanos, en su mayoría campesinos. Como resultado del programa , durante la década de los años 50 y hasta mitad de los 60 el flujo de inmigrantes indocumentados disminuyó a tal punto que las detenciones de mexicanos fueron casi cero.

Ahora el grupo (del que hacen parte el ex presidente de México Ernesto Zedillo, el ex congresista por Texas y ex jefe de la Patrulla Fronteriza Silvestre Reyes, el ex secretario de comercio de EEUU Carlos Gutiérrez, la ex comisionada del extinto Servicio de Inmigración y Naturalización Doris Meissner y el ex embajador de México en EEUU Arturo Surakhan, plantea un programa parecido como única estrategia viable para terminar con la inmigración indocumentada.

Recomiendan que los empleadores estadounidenses y las empresas de selección de trabajadores primero tramiten la certificación con sus gobiernos y dar garantía de que los trabajadores estarán protegidos por las leyes laborales de EEUU.