mayo 7, 2018 admin

Trump acabó con el TPS de los hondureños: totalmente miope y torpe

honduras crimen

La presidencia de Trump continúa dando muestras de ignorancia, egoísmo e irracionalidad: anunció el fin del TPS para los hondureños, quienes tendrán hasta enero de 2020 para normalizar definitivamente su estado migratorio o para que abandonen los EEUU. Según la directora de Homeland Security, Kirstjen Nielsen “consideraron cuidadosamente las condiciones en el lugar” antes de llegar a la decisión.

Otra muestra de desdén e indiferencia de Trump por la vida de los inmigrantes, desconociendo la realidad de los beneficiaros del TPS: muchos de ellos corren peligro de muerte en su bella, pero violenta Honduras.

Los hondureños en los Estados Unidos recibieron el TPS en 1998, después de que el huracán Mitch que  devastó el país. Hoy el país todavía está luchando contra la violencia de las pandillas, la pobreza y el colapso del orden civil ocupando los primeros lugares en las listas mundiales de naciones más peligrosas del mundo.

Así que a los problemas dejados por el huracán Mitch, a las pandillas, a la sequía de tres años y a la reciente agitación política, desempleo de 56%, se suma la llegada de 90.000 beneficiarios del TPS regresen a Honduras sin que las condiciones hayan mejorado.

Los beneficiarios hondureños de TPS llevan, en promedio 22 años en los EEUU y han tienen 53.000 niños nacidos en Estados Unidos y aportan, en remesas, el 19% del PIB de la nación centroamericana.

La miopía de la administración Trump no le ha permitido ver que esos beneficiarios del TPS trabajan, casi todos; que estudian; que tienen niños asimilados a la cultura americana; que mueven parte del engranaje de económico de este gran país. Imaginémonos algunas comunidades alrededor del país sin beneficiarios del TPS: hondureños, salvadoreños, haitianos, nicaragüenses. Las comunidades van a sufrir. Las ciudades van a dejar de percibir impuestos. Las industrias van a sufrir consiguiendo mano de obra.

Qué hacer:

El abogadode inmigración Eduardo Soto recomienda aprovechar el tiempo: “en el caso de los hondureños, tienen hasta enero de 2020 para hacer algo. Consulte con un abogado de inmigración, no se limite a preguntarle al vecino. Recurra al experto. Es un tema demasiado importante como para no consultarlo con un experto.Explore si hay posibilidades por reclamación familiar o laboral; si ha sido víctima de crimen o si su vida corre peligro en su país. Explore. Pregunte. Actúe.”

Tagged: , , ,